Este viaje al arcoiris (Rainbow) fue uno de los que más me cambió, es entrar a otro mundo extraño y adaptarse a él, hasta llegar a amarlo. Nunca bastarán las palabras para contarlo.

Desde el inicio de mis viajes, hace 5 años,  mi compañero de la época me hablaba de una Caravana Rainbow (arcoiris en inglés),  y de una familia que él conocía, que viajaba en bicicleta y que había viajado por años con ellos, entonces solo sabía que era gente que viajaba junta por todo el continente suramericano en unos buses y que tenían cierto objetivo ecológico; tantos años estudiando los diferentes tipos de viajeros y por primera vez había encontrado aquellos misteriosos Viajeros del Arcoiris.

Durante años permaneció esta idea en mi cabeza, y no volví a escuchar de ellos hasta muchos años después, cuando llegué a un destino hippie en el Lago Atitlán de Guatemala.

Era uno de mis primeros viajes sola y mi visión del mundo comenzaba a cambiar, estaba sola, así que podía ser yo, pensar por mi misma, sentir por mí misma, había llegado a un destino hippie por primera vez en mi vida y había descubierto que me sentía bien ahí, aunque no compartía todas las creencias y tampoco estaba en una “búsqueda espiritual”, pero qué importaba si estaba feliz y compartía con gente que al estar envuelta en esta “iluminación espiritual” tenían comportamientos muy amorosos  y buena actitud ante la vida; luego de un mes de relajarme ahí, de conocerlos y disfrutar de sus fiestas, rituales y bailes sin alcohol y sin drogas, me hablaron del Rainbow que tendría lugar a principios del año y yo tenía mucha curiosidad.

¿Que es el rainbow?- pregunté

Es el paraíso hippie -me explicaban- no hay mas palabras para describirlo, aun así nosotros los latinos hacemos nuestra banda; descansamos y también tenemos nuestra casa pirata donde todas las reglas se pueden romper.

Dicen que los Rainbow se realizan geográficamente de tal manera que resulta fácil pasar de uno a otro hasta darle la vuelta al mundo prácticamente, de esta manera se crean caravanas de gente que se mueve junta pasando más tiempo dentro de los Rainbow que fuera de ellos. He escuchado que en Suramérica tienen buses para movilizarse de un Rainbow a otro.

Mi primer Rainbow

¡Semillero, semillero, semilleeeero!… gritaba el barquero del Barco Iris,  para llamar a quienes querían ir al pueblo a comprar la mercado para el Rainbow o a bañarnos o a comer carne, cerveza y papitas fritas.

 

Mi primer Rainbow fue en navidad, una época que había esperado todo el año, pues era el momento perfecto para hacer mucho dinero trabajando en la temporada alta, para luego viajar y vacacionar. Durante casi 6 meses había recorrido las playas de Belice, México, y había encontrado llas mejores playas para vender mis artesanías, sabía los precios y lo que le gustaba al público y se rumoraba que podría ganar miles dólares en estos lugares. Cuando llegó diciembre estaba en San Marcos, ya no estaba ganando casi pero una felicidad enorme había llenado mi cuerpo y mi alma. Y no podía escapar de ahí sin antes disfrutar de toda esa alegría que no había sentido jamás.

Mis planes eran cruzar Guatemala, visitar a mi amante en Flores y llegar a la Riviera Maya para hacer una super temporada. Pero cómo abandonar un lugar que no podía hacerme más feliz porque simplemente no había mayor felicidad, debía esperar a tener un día peor, al menos normal. Y así fue como poco a poco fui renunciando al dinero. Luego de un mes largo, llegó a navidad, la celebramos con la familia del hostal Pachamama, el festival electrónico Cosmic Convergence para el 31 de diciembre y el 6 de enero decidí salir para el Rainbow. 

Lo hacen en temporada alta, porque es cuando los que trabajan tienen tiempo libre).  ¿Porque no? Ya estaba ganando poco ahí en Guatemala, y estaba feliz, tenía un hotel barato, y cocinabamos entre todos por muy poco dinero, un poco menos y era llegar a cero, y ahí me daban comida, y tal vez podía estar más feliz, unos días de descanso, de vacaciones, de no pensar en dinero no está mal. Tenía  que saber de qué se trataba, así que decidí renunciar a la temporada alta y viajar a través del tiempo y del espacio a un lugar inimaginable en medio de la nada para conocer el “paraíso Rainbow de los hippies”.

Decidí salir sola para el rainbow pero afortunadamente en la parada del bus había una canadiense con el mismo rumbo.

 

Me siento como una completa extraña, pienso que soy distinta y que jamás podré adecuarme a este modo de vida. Cuando llegas todos te gritan “Welcome home“ (Bienvenido a casa), te dan largos y sentidos abrazos, fuertes o cariñosos besos en la mejilla. Entonces quedas maravillado con el paisaje. Suele ser en lugares increíbles, buscas un lugar para poner tus cosas, y empiezas a usmear por alguien compatible, esto puede tardar incluso días, ¿tal vez necesitas estar un poco más sucio para sentirte a gusto? y encontrar gente parecida o incluso para aceptar las diferencias. Conocerlos y sobre todo amarlos.

 

¿Que es el Rainbow?

paraiso rainbow en Turquía

Este fue el paraíso rainbow en Turquía, a la izquierda abajo se ve un francés completamente untado de barro.

Son encuentros que se realizan alrededor del mundo desde los años 70 ´s, alejados de toda civilización en lugares paradisíacos,  sin comercio, sin dinero, sin jefes, “sin dios ni ley.” (o mejor dicho con muchos dioses y muchas leyes)

Para poder entender el Rainbow creo necesario estar ahí al menos una semana, pues al cabo de una semana puedes comenzar a sentir lo que se llama la Familia Rainbow, a comprender las dinámicas a sentirte parte.

Los primeros tres días, suelen ser difíciles, luego llega a ser incómodo, y al final termina siento super divertido. 

Pero puedo explicar como funciona, es un encuentro de viajeros en medio de la naturaleza alejado de toda civilización, donde no se utilizan ni drogas, ni alcohol, donde todo el mundo es bienvenido, por eso es arcoiris (Rainbow) porque todos los colores de piel son bienvenidos, amarillos, negros, blancos, y rojos, todos los países, todas las culturas religiones y creencias, una diversidad tan grande que siempre es difícil de aceptar.

Pero luego de tanto viajar te conviertes en un camaleón, y piensas que puedes aceptar más las diferencias, comprender los diferentes modos de pensar; pero no, llegar ahí, fue un golpe difícil de trascender. 

Es GRATIS

Básicamente podrías quedarte 28 días gratis, comiendo y durmiendo. Y no hacer nada, pero entonces ¿de donde sale el dinero alimentar a cientos de hippies? ¿cual es el objetivo?

Una canción y un sombrero mágico que pagan la comida

 

Deep inside my heart I got this every lasting light is shining like the sun it radiates on every one and then more that I give and more I gut to give Is the way that I live Is what I m living for pam pam pam Magic hat magic hat put your love in the magic hat Magic hat magic hat put your love in the magic hat
Muy dentro de mi corazón tengo esto: Un Amor eterno que brilla como el sol, Y se irradia en todo el mundo. Y mientras más doy, más tengo para dar. Es la manera como vivo,  es la razón por cual vivo. Magico, mágico, el sombrero es mágico. Mágico, mágico pon tu amor en el sombrero mágico.

 

 

Después de cada comida los músicos se levantan y dan la vuelta a un circulo pasando un “Sombrero mágico” los que se motivan los siguen cantando y bailando esta canción, es el momento más divertido del día, a veces puede haber mucho dinero en el sombrero, a veces solo unas monedas, pero siempre está lleno de besos pues, los que tienen dinero y quieren compartirlo ponen en el sombrero mágico su aporte, los que no tienen, dan besitos al sombrero y mucho amor. Y con el dinero que se recoge se compran alimentos para cocinar. (A veces puede ser preocupante la cantidad de dinero para alimentar a todos, a veces las mafias del sombrero mágico pueden estar felices y guardarse un poco de amor en el bolsillo)

No hay organizadores, ni jefes, ni roles. Así que nadie tiene que ir por la comida, ni cocinar, ni hacer el sucio trabajo de cubrir los “cagaderos” (shitpit en ingles) que algunos desconsiderados han dejado sin tapar. Por eso no es fácil, a veces hay voluntarios, a veces no los hay, pero al final, los encuentros Rainbow siempre tienen lugar y funcionan desde hace 50 años y cada vez son más numerosos.

El que quiera organizar, organiza,  así que si quieres ir por la comida, vas, si quieres cocinar, cocinas, si quieres recoger leña para prender el fuego la recoges. Y como hay tanta gente siempre terminan habiendo voluntarios, a veces se necesitan más, entonces se llaman y se grita una y otra vez, “help for the kitchen” (ayuda en la cocina), “wood misión” (misión madera), “food misión” (misión comida) water misión (misión agua), hasta que se completan los voluntarios que se necesitan para cada misión.

Puede haber gente que no hace nada, y nadie te dice nada, cada uno tiene su proceso de concientización. Yo personalmente suelo tomarme unos días de descanso al llegar, solo comer, conocer gente y descansar hasta que me siento conforme con la gente para trabajar juntos, (y confieso) hasta que siento culpabilidad por no hacer nada y que tengo que colaborar, hacer parte de la comunidad, y es entonces cuando comienzo a sentirme mejor.

Los workshops- talleres

Haciendo los 7 ejercicios tibetanos de cada mañana, camino a las Pirámides del Mirador en Guatemala.

La parte más importante del Rainbow para mi son los talleres, cualquiera que tenga un conocimiento puede compartirlo, así que durante la comida se habla en el idioma local y en inglés con traductores, y se organizan las reuniones para hacer los talleres. He estado en talleres para hacer crema de dientes orgánica, masajes tai, ejercicios de respiración, matemáticas y geometría de la flor de la vida, tantra, ejercicios tibetanos, canto gutural, culinaria, chi kung, malabares y hasta judaísmo.

Hay muchísima gente con diferentes conocimientos que quiere compartirlos, así que vale aprovechar y aprender todo lo que podamos.

Lo más difícil: La higiene

El pueblo cercano al Rainbow

Esto es en el único restaurante del pueblo cercano, cuando nos pegamos la escapadita para comer pescado y bañarnos.

Acampar durante un mes es sin duda poco higiénico, además está prohibido el jabón (son hippies), así que se lava con las cenizas de las fogatas para desinfectar y ocasionalmente con vinagre. Las manos están siempre negras, las uñas largas y sucias.

La idea del jabón es principalmente para cuidar los ríos, pero yo siempre me he pegado escapadas al menos cada tres días para tomar una ducha en el pueblo o al menos con una garrafa de agua para ducharme con champú y jabón en medio de las montañas y lejos de quienes puedan juzgarme por una “ducha indecente”.

Los cagaderos rainbow (Shitpit)

Una de las cosas más difíciles para mi fue el baño al aire libre. Había ido anteriormente a la naturaleza pero siempre buscaba un lugar escondido, pero aquí, simplemente, no había escondedero, y por seguridad se deben usar los cagaderos, porque son cientos de personas y si todos reparten sus necesidades por doquier, podrán imaginarse, y este es un lugar abierto al público, así que si alguien más entraba lo veía a uno cagando.

Los shitpit (cagaderos) están ubicados lejos de la cocina, son huecos en el suelo, al aire libre y se tapan con tierra o cenizas, pero en mis dos experiencias han terminado siendo un desastre. Dicen que en algunos países logran tener muy buena higiene. Algunas personas suelen respetar el momento en el que estás en el cagadero, y esperan pacientemente cuando te ven en cuclillas.

Algunos simplemente no les importa y ya ven tan natural el asunto, que una vez, mientras estaba a punto de finalizar mi proceso digestivo, una chica se me acerco a conversar, ya no recuerdo muy bien que decía, creo que hablaba acerca del clima, finalmente me pidió un poco de papel higiénico, se lo entregué y se fue a buscar su propio hueco unos metros más lejos. Otra vez, entré sin darme cuenta que había alguien ahí, y simplemente me dijo: “no te preocupes siempre hay espacio para alguien más.”

Sin tecnología y sin electricidad

fotógrafos del Rainbow

Pidiendo permiso se pueden tomar fotos, muchos fotógrafos toman las mejores en estos encuentros, pero hay que saber cómo hacerlo. En un próximo encuentro espero tener mejores fotos.

Es un camping en las montañas, lejos de las ciudades y pueblos, así que no hay electricidad. Las cámaras están prohibidas ya que hay mucha gente que prefiere estar desnuda y no quiere sus fotos en internet, lo aparatos electrónicos musicales están prohibidos, y que necesidad, si en los Rainbows hay instrumentos sonando 24 horas al día, buenos, malos y magistrales.

Sin drogas y sin alcohol

El Rainbow tiene fama de ser un lugar donde hay abuso de drogas y de alcohol.  Pero es lo contrario. Nunca había estado en una fiesta donde hubiera menos alcohol y menos drogas. Todos bailan como locos, visten extraños atuendos, y dicen incoherencias acerca de la vida, hablan de duendes, hadas, de auras y chacras, de energías y poderes mágicos. Pero creanme todo viene naturalmente, no es fácil entender que la gente pueda comportarse de manera tan extraña estando en un estado natural. Pero en el Rainbow todo es posible, el mundo se siente libre de vestirse como quiera, de decir cualquier extraño pensamiento que se le pase por la cabeza, de bailar como se le antoje sin pensar en los otros o incluso queriendo llamar la atención para hacer reír a los demás.

El alcohol y las drogas no son bien vistos, así que si alguien lo usa normalmente es en la oscuridad, lejos de las áreas comunes y en pequeños grupos, que no desean ser vistos, ni llamar la atención.

Veganismo

Soy la más carnívora de las carnívoras, en mi casa me llaman tigre. Y llegar al Rainbow fue una gran prueba. Pero para mi suerte la primera vez estaba cerca de un pueblo donde podía escaparme una vez a la semana para comer pescado o incluso nos visitaban algunos pescadores y podíamos cocinar escondidos en las noches, para que ninguno de los fanáticos saltaron a decir que estábamos contaminando el aire y el espíritu del Rainbow con masacres de animales, muerte y dolor. En el segundo Rainbow simplemente deje de comer carne (Mientras el rainbow). 

Adaptarse al Rainbow

Fuego del Rainbow

Antes de cada comida se reúnen todos alrededor del fuego, agarran sus manos y comienzan a cantar. Había visto eso en las películas, había leído acerca de los hippies en los años 70’s, pero pensé que estaba lejos de encontrar una comunidad como esta. Entro en el circulo, es la primera vez que puedo sentir que viajo en el tiempo.

Canción

We are circling, circling together, we are singing, singing our heart song, this is family, this is unity, this is celebration, this is sacred
Estamos aquí, juntos de las manos, cantando la canción, la canción del corazón esto es familia, esto es unidad, esto es celebración esto es sagrado

Al principio no entiendo nada, siento todo demasiado amoroso, incluso repulsivo, siempre he tenido miedo de ser demasiado tierna, demasiado adorable, pero insisto, soy un camaleón, o por lo menos lo intento, (me gusta cuando la gente me dice, te compro porque tienes buena “energía”) poco a poco empiezo a aprender las canciones, veo como se divierten, como saltan, entonces empiezo a sonreír, a cantar, y a jugar.

Y descubro que es muy divertido. Uno te besa la mano, “nunca me ha gustado que me besen la mano, no soy una princesa, además no los conozco”, tú debes besar al que está del otro lado y “tampoco lo conozco”, creo que nunca había besado una mano en mi vida, pero después de unos días no pienso en eso, pienso en sonreír besarle la mano y solo reír y jugar.

La rueda de cantos termina en un Om (ॐ), todos juntos entonan la misma nota, una vibración pasa por tu frente tu cara, esta vibración entra por tu boca y al mismo tiempo sale de ella, y crea un estado de trance particular; nunca había entendido el sentido del Om pero es fascinante, entonces viene el momento más ceremonial de Rainbow, todos levantan sus manos en silencio y las unen en lo alto con las de los hermanos de los lados, luego cada uno une sus propias manos y sin separarlas se llevan al suelo, y se besa la tierra o se pone la cabeza contra el suelo.

Según la amiga que me invitó al Rainbow con más emoción, esto se hace para agradecer por la comida, agradecer a la “madre tierra”, a los agricultores, a los que cocinaron, a todos los que hicieron parte de ella, es un bello ritual pensar antes de comer en toda la energía que se ha empleado para producir estos alimentos que comemos, y tener en cuenta que no llegan solos a la mesa (o al circulo donde comemos en el suelo), y que hay muchísimo esfuerzo detrás de esto. Cada uno lleva su plato o toma un coco o un pedazo de madera tallado por sí mismo o comparte con alguien en el mismo plato.

Se come 2 veces al día por lo general, en moderadas cuotas. Es una dieta estupenda. 100 % garantizada. Al terminar la comida se hacen algunos anuncios de actividades tales como talleres (workshops) o se recuerdan los lineamientos del rainbow, “no alcohol, no drogas, ayuda en la cocina, ayuda con la leña, hay que cavar mas shitpits” y hay que taparlos, se organizan circulo de palabra para discutir sobre problemas.

Circulo de palabras

El circulo de palabras es una discusión organizada acerca de cualquier tema que haya que debatir, cómo cosas que no están funcionando. En el Rainbow de Guatemala hubo muchísimos robos (yo dejé mis cosas importantes guardadas en un hotel) así que muchos circulo de palabras eran sobre el tema, también hicimos circulo de mujeres para hablar sobre el periodo, orgasmos, para calificar el top 5 de los más guapos (apuestos, papasitos) y otros temas que nos interesan a las mujeres y que los hombres no pueden saber 😛 , y también hubo un circulo de hombres anunciado por el niño más pequeño. Para hacerlo de forma organizada se utiliza un palo que suelen decorar con plumas y semillitas, tal y como solían hacerlo los indios americanos, el que tiene el palito es el único que puede hablar, este da vuelta al circulo de manera que todos tienen la palabra, el circulo termina cuando el objeto da una vuelta completa sin que nadie hable. A veces suelen pasarlo por la frente de forma sagrada. 

Camino de Angeles

El camino de Ángeles fue una de las más grandes experiencias para mi. En un principio me sentía completamente agresiva y repulsiva en cuanto a la idea de ser acariciada y acariciar extraños. Había dado amor al desconocido compartiendo comidas, haciendo arte, malabares, música, sonriendo, pero no con tanto contacto físico. Tan solo el circulo donde todos cantan canciones de amor a la vida y se besan las manos era para mi demasiado amoroso como para disfrutarlo. Uno besa al de al lado en la mano y este al que tiene a su lado y así sucesivamente, y luego de unos besos en las manos y en los hombros y de unas canciones de amor, me sentí realmente incomoda, y me salí, es demasiado para mi, que es toda esta gente dandose besos en las manos, yo era anti-amor. Intente entrar pero su amor me sacó corriendo y decidí ir a hablar con unos amigos más “normales“, discutimos acerca de entrar y concluimos que no valdría la pena acariciar gente durante horas para ser acariciado tan solo 10 minutos. 

Luego de un largo rato me dio curiosidad saber cómo estaba todo. Estaban unos frente a los otros, y gente pasaba por el medio y estos los acariciaban. Entonces un amigo me dijo, “dale entra.” Ya les dije que la idea no me gustaba, pero  alguna pequeña duda tenía en mi “porque no darle el beneficio de la duda” así que decidí arriesgarme aun sin saber si querría sentir que me tocaran tantos extraños.

Entonces, cerré mis ojos y una dulce voz me dio la bienvenida, me dijo que me amaban, que ahora hacía parte de la familia, su suave voz sonaba placenteramente en mis oídos como caricias y besos en fondo de mi alma, entonces comencé a caminar, me abrazaron, me besaron y me acariciaron mientras caminaba, la cabeza, las mejillas, las manos, los hombros, mientras cantaban una canción repetitivamente una y otra vez, tocándome con plumas, acariciando sin ningún sentido sexual, solo amor de hermanos y hermanas.

Pesaba – ¿quien me está acariciando? Podía imaginar a mis amigos a mi alrededor y trataba de identificarlos, pero pocas veces reconocía su voz en el canto, la mayoría se convertía en un amor universal, se que me aman porque lo siento en su voz y sus caricias pero no se quien es y no vale la pena averiguarlo, dejarlo caer y solo disfrutar del amor y las caricias y los besos.

Trataba de andar más rápido, pero no me dejaban, no sabia que tan lejos estaba del que iba adelante ni que tanto estaba obstruyendo el camino de su fluidez, no sabía si estaban cansados de acariciarme pero en vez de sentir que me apuraban, sentía que me detenían. Al terminar ya estaba en un trance extraño, ya no pensaba más solo sentía,

Luego de un largo rato, llegué al otro lado del camino, otra voz que reconocí, me abrazó y me dijo unas bellas palabras de las que solo puedo recordar su dulzura, era la amiga que me había invitado al Rainbow, una vez más sus palabras susurraban a mi oído, amor y acogimiento, una vez más me sentía iniciada en la familia Rainbow, luego llegué a acariciar a los que venían con mucho más amor, entonces todos nos abrazamos, y entonamos un Om (ॐ ), que duró incontables minutos pude sentir posiblemente tras la excitación de mi mente y la sobreexcitación de mis sentidos, una alucinación, vi  fractales ante mis ojos y me eleve, estaba convirtiéndome en amor, como en un sueño, sentí miedo, y volví a la realidad tres veces, ¿desaparecería pasado presente y futuro, y sería amor universal?  

Estaba segura que no había probado ninguna droga, que era el trance del Om (ॐ ) mezclado con una sobredosis de endorfinas  provocada por el amor, y la felicidad que producía una fuerte alucinación. En cuanto el Om termino volvi donde mis amigos, en mis 5 sentidos, pero sorprendida de esta maravillosa experiencia.

Tuve otras experiencias mágicas que no quiero alargar, como una amiga que limpió y alineó mis chakras con cuencos tibetanos, nunca antes había tenido un acercamiento a esto, pero su vibración es poderosa  y te lleva a otro trance y que terminó con una rueda de cientos de personas entonando místicos sonidos, alrededor mio. También recuerdo un abrazo que duró varias horas en el que sentí que me unía con el otro (todo sin ninguna experiencia sexual).

¿Cuanto dura el Rainbow?

De luna nueva a luna nueva. Lo que quiere decir que empieza en completa oscuridad y con todas las estrellas en el cielo, (y el plancton en el mar o en los lagos si es cerca del mar.) Poco a poco comienzan a aclararse las noches y se vuelve posible caminar sin luz y el momento de la luna llena es el más importante, muchísima gente llega solo para ese día, se hace una gran fiesta alrededor del fuego, todos con actitud festiva, todos sacan sus instrumentos y a bailar y a cantar toda la noche sin drogas y sin alcohol.

¿Cuantas personas asisten a un Encuentro Rainbow?

Pueden ser veinte, como pueden ser miles. Los más numerosos están en Estados Unidos, pero se hacen en los cinco continentes, desde los años 70’s, con gente de todo el mundo, viajeros que llegan desde muy lejos, culturas que se mezclan en un solo lugar, donde todos son bienvenidos. En los dos que he estado éramos alrededor de 200 personas. Los más grandes son miles de personas, muy organizados  y tienen hasta centros de cuidado con médicos y enfermeras. Centros para consentir a las mujeres cuando tienen su periodo. Y muchas cosas más que desconozco. 

¿Qué tipos de personas van a un Rainbow?

Rainbow es el Arcoiris así que puedes encontrar mayor diversidad de la que puedes imaginar que existía. Y te preguntas ¿qué harán todos estos locos en su vida normal? no puedes creer cuando te cuentan que en su vida real son normales, que tan solo han escapado de la realidad para vestirse de locos, para descansar de la rutina y encontrar por un momento otra realidad, lejos del dinero, de las obligaciones, del capitalismo y la rutina: de Babilonia. Hay desde médicos, diseñadores de modas, pintores, malabaristas, músicos, artesanos, biólogos, chefs, militares, antropólogos, abogados, fotógrafos, escritores, cineastas, matemáticos, profesores, y estos son solo algunas de las profesiones que he podido notar. También he visto quienes viajan sin dinero, hospedandose en couchsurfing, en la calle, y pidiendo comida en restaurantes. 

Viajar es marcharse de casa, es dejar a los amigos, es intentar volar. Volar conociendo otras ramas, recorriendo caminos, es intentar cambiar.

Viajar es vestirse de loco, es decir “no me importa” es querer regresar. Regresar valorando lo poco, saboreando una copa, es desear empezar. Viajar es sentirse poeta, es escribir una carta, es querer abrazar. Abrazar al llegar a una puerta, añorando la calma, es dejarse besar.

Viajar es volverse mundano, es conocer otra gente, es volver a empezar. Empezar extendiendo la mano, aprendiendo del fuerte, es sentir soledad.

Viajar es marcharse de casa, es vestirse de loco, diciendo todo y nada con una postal. Es dormir en otra cama, sentir que el tiempo es corto.

Viajar es regresar.

Gabriel García Márquez

1927- 2014

Los encuentros Arcoiris comenzaron en los años 70 s buscando un distanciamiento a la industrialización y el consumismo, e inició por primera vez en Estados Unidos con el movimiento hippie.

Rainbow en Guatemala: EL BASURERO

Los encuentros arcoiris suelen ser en lugares hermosos llenos de naturaleza, con fuentes de agua fresca, manantiales, generalmente en las montañas.  Pero esta vez era en medio de un basurero. Fue difícil de digerir. ¿Podremos vivir un mes en un basurero? Están locos, habiendo tantos lugares bonitos ¿y escoger un basurero para vivir? Puede ser peligroso para nuestra salud, y además nada agradable. 

“No me voy a rendir tan rápido, no me siento cómoda, pero no saldré corriendo, necesito tiempo para acomodarme.”

Comienzo recogiendo basura, por lo menos alrededor de mi carpa, y desde ahí hasta la cocina, y los caminos.

Nudismo

Hay gente desnuda por todas partes incluso se sientan con las piernas abiertas y no temen mostrar sus vergüenzas. Y los hombres nunca los veo parolos (con el pene erecto), teniendo tantas mujeres desnudas alrededor.

Nunca me ha agradado ver penes, y mucho menos tantos durante todo el día y mujeres patiabiertas mostrando el interior de sus  vaginas sin ningún pudor… cuesta acostumbrarse.

“Si te quieres meter al mar tienes que desnudarte, porque el mar es fuerte, y te robara el traje de baño.”

No quería desnudarme, tan solo salir en topless (sin la parte de arriba) para mi ya era un escándalo, ahora estar completamente desnuda, enfrente de decenas de personas o incluso cientos era impensable.

Pero entrar al mar con vestido de baño parecía más vergonzoso; nadie se metía con traje de baño, bueno, la chica que fue conmigo lo hizo, pero llevaba un traje resistente a las olas y realmente se veía extraña.

Me desnude en la mañana, lejos de todo el mundo para que nadie se acercara a mí, ni me mirara con detalle.

Al segundo día, una chica nadaba cerca de mí y cruzó algunas palabras conmigo, mientras yo trataba que las olas ocultaran mi cuerpo, pero iban y venían y de vez en cuando era una tarea imposible. Iba a tomar el sol lejos de todos para secarme antes de ponerme el traje de baño, y  cada día se acercaba alguien diferente a mí, a hablarme mientras estaba desnuda, incluso hombres, y no me miraban el cuerpo tan solo mi cara, pero era extraño estar al lado de un hombre desnudo que no buscaba sexo conmigo, y yo que jamás aceptaría.

Al final estaba como muchos, bailando desnuda alrededor del fuego, comiendo desnuda, y nadie me pidió nunca que me acostara con él. Incluso dormí diez días en la carpa de un alemán completamente desnudos y en ninguna ocasión busco tener algo conmigo.

Pero desde que viajo sola y estando vestida, no hay hombre que no proponga sexo aunque sea una vez. ¿Porque?

El Sexo

Hay rumores sobre el sexo en el Rainbow, sobre hippies sin pudor, ni ley, sobre sexo desmesurado y sin riendas, pero en mi experiencia, nadie a venido a preguntarme si quiero sexo, he dormido con muchos hombres y ninguno ha intentado tocarme. El respeto que he encontrado en el Rainbow ha sido increíble, pero es un lugar donde puedo sentirme tranquila. Aunque claro, hay gente que tiene sexo en el Rainbow. Tengo un amigo que llegó a tener tres amantes pues entre tanto cariño, tantas caricias, es posible caer en la tentación.

Aprender inglés en el Rainbow

La mayoría hablan inglés pues son viajeros de otros países. Pero siempre hay gente que solo habla el idioma local. Así que todo se hace en dos idiomas con traductores para los talleres, para los círculos de palabras y para cualquier actividad. Tengo muchos amigos que no hablaban inglés antes de ir al Rainbow, e incluso yo llegué hablando un inglés muy regular y salí hablando otro mucho más fluido, solo porque practicas muchísimo. 

Los códigos

No hay obligaciones, si quieres cocinar cocinas, si quieres ir por el agua vas, si quieres comprar la comida, vas, si quieres poner dinero en el sombrero mágico, pones, si no quieres hacer nada, puedes descanzar. No hay reglas: Solo a grandes rasgos: no se puede comer carne, ni usar jabón, ni tomar alcohol o drogas, ni usar tecnología como cámaras o teléfonos, ni vender o comprar, no se pueden cortar ramas, ni dañar la naturaleza. Pero no son reglas fijas siempre hay quienes las rompen, y tan solo se ganan una mala mirada de quienes creen en el espíritu del Rainbow.

Solo son dos comidas al día. Al principio hacíamos tres, y después alguien debió haber recordado que debían ser solo dos. Los primeros días tenía hambre, luego me acostumbre, ya estoy bien con las dos, incluso lo aplico a veces en mi vida normal. Luego fueron viniendo los talleres, llenos de espiritualidad, de amor, masajes tai, reiki, chi, diferentes canciones.

Mi rutina

Poco a poco se pierde el miedo, cantar, cantar, y cantar. Enseñé a tejer macramé. Cantamos más. Hice yoga todas las mañanas. Me desperté casi todos los días a ver el amanecer, esa playa llena de basura, ese mar brillante, y esas botellas plásticas de basura que relumbran al amanecer como tesoros brillantes a lo largo y ancho de la playa y que le otorgan el romántico nombre: Playa Blanca.

Disfrutar

Cada atardecer fui al mar a ver el sol, y un francés me enseñó a pararme en cabeza, para ver la caída del sol, o más bien como el sol elevaba  hasta penetrar en el mar, y vi las olas explotar, a veces las sentía mientras dormía al pie de la fogata al aire libre, y vi el plancton brillar en las noches sin luna, y resbalar sobre mi piel y me bañé con su luz. Sonreí, reí y lloré. Y disfruté de no hacer nada, de no tener obligaciones, de existir y de ser.

Nadie te juzga, todos te entienden, ser y existir, aprender a amar, amar a la tierra, al aire, a la vida,  a la muerte, amarse a uno mismo, amar al hermano, y decirlo y sentirlo.

Y conocí gente de todas partes del planeta y ahora se que tengo muchos amigos regados por el mundo y me dan más ganas de ir a visitarlos.

Rainbow en Turquía

Canción

Welcome to the power of the mountain Love is the spring My body in the fountain I drink from the center of the sun my soul is the infinite one who feels the beet of the drum drum drum
Bienvenido al poder de la montaña El amor es la primavera Mi cuerpo es la fuente Bebo del centro del sol mi alma es la unica que siente el golpe del tambor bor bor

Rainbow en Turquía

Había cruzado muchos Rainbow en Europa pero con solo tres meses de permiso no había querido ir, aunque me gustaría conocerlos porque dicen que son muy distintos. Pero aquí en Turquía tenía 3 meses, y ¿porqué no dedicar 10 días a conocer gente, acampar, aprender el idioma, y estar en la naturaleza con la familia?

Me había quedado esperando sola en Alanya a que subiera alguien porque me daba miedo subir sola ya que tocaba ir a un pueblo, luego otro, pueblos que ni estaban en el mapa, y luego caminar unas 6 horas. Y no sabía cómo preguntar, ni qué tan seguro sería. Finalmente contacté por la página de internet con una pareja francesa que subía. Tras muchas horas de viaje y una gran caminata llegamos y justo para el food circle!!!  Comida al instante. Dejé mi maleta en la mitad de la cocina.

Recién llegada al Rainbow, me cuesta adaptarme, en el rainbow de Turquía, veo todos estos hippies con nudos en la cabeza (rastas o dreadlocks) sucios de la punta de los pies a la punta de los pelos, con malos olores, dientes y manos sucias. Los examinó a todos y no encuentro alguien que pueda parecerse a mi. Pero resisto.

Y en menos de una hora una chica me había ofrecido que durmiera en su carpa. (Yo no tenía ni tengo carpa porque pesa mucho)

Esta vez fue una experiencia muy diferente. Vi gente tomando licor, pero igual estaban lejitos de todo. Muchas fogatas por todas partes, y diferentes fiestas en la noche, música en cada fuego, y gente haciendo té y comida en todos los rincones.

 

 

 

 

Fue el lugar más hermoso donde he acampado, en medio de un cañón, un valle monumental, con un agua azul verdosa y cristalina donde podía ver hasta los pies. En esta ocasión no había tanta gente desnuda, tal vez un chico que andaba todo el tiempo desnudo y una chica iraní que andaba topless, el resto solo nos desnudabamos para entrar en el agua. La música ya no era solo canciones de amor, sino canciones turcas, tradicionales, de Turquía. Unos músicos fenomenales y unos instrumentos que me hubiera gustado compartirles, pero como les dije las cámaras están prohibidas, y me remordia la conciencia de las ganas que tenía de grabarles una imagenes.

Aunque hay mucha gente que habla inglés y un par que hablan español. Fue lindo compartir con turcos con los que no hablaban inglés, pero a veces aburridor escucharlos sin entender.. a veces solo pensaba en sus sonidos, en su ritmo en su música, su acento, buscaba palabras conocidas, aprendía cada día nuevo vocabulario, fue lindo tocar sus instrumentos y cantar con ellos, aprender a cantar haciendo vibrar la voz, como lo hacen aquí con ciertas canciones y también a bailar moviendo las manos en círculos. Fue lindo caminar por sus montañas, y probar comidas tradicionales.

Los primeros días la comida era solo una masa extraña poco gustosa que servía un poco para calmar el hambre, y nada más. Pero una vez llegó el mercado comimos delicioso. A veces era muy poco, y tenía tanta hambre que quería devorarlo todo, pero recordaba que si comía lento me llenaba más, así que paraba y comía bocados muy chiquitos. Solo tenía un poco de maní para las emergencias A veces era difícil encontrar donde estaba la buena fiesta o donde estaban haciendo los talleres porque el lugar era muy grande. Era muy divertido ver como llamaban “food circle” (circulo de comida) y se pasaban la voz hasta kilómetros de distancia de un campamento a otro.

-Caminaba y cada diez metros, me ofrecían té, y yo tomaba té cada diez metros. Amo el chai de Turquía.

-Al final llovió un par de veces y unido a la situación de los cagaderos sin tapar, las moscas me estaban enloqueciendo. “Si vas a India va a ser peor” me decían, porfavor no me hagan dudar más de ir a India.

-Había un burro precioso, que se robaba la comida de la cocina, y también gente que tomaban la comida para sus círculos personales, así que había otros cuidando toda la noche la cocina.

-Tomaba el sol en las mañanas bañandome desnuda en el río, caminaba entre las montañas, en los cañones, visitando uno y otro campamento, haciendo amigos hasta pa tirar pal techo.

Luego otra chica me dijo que podía quedarme con la de ella, y me la dejo con un aislante, con cobijas, libros en turco, comida, lámpara, cuchillos, platos, ollas, tablas de picar y cosas para la cocina.

Compartí con gente que nunca hubiera imaginado compartir, conocí una hippie de china, conocí muchos iraníes y también israelíes. Y también parejas de ambos países.Y también franceses, una española, un suizo, una rusa.

Esta vez no hubo robos. Bueno solo a un chico se le perdió su billetera pero fue solo una vez y tal vez fue por descuido.

Fue una de mis mejores experiencias y ahí comprendí que un Rainbow en Turquía es necesariamente diferente a uno en cualquier otro lugar del mundo. Y que sin duda, lo mejor que tiene es la música los instrumentos extraños que ni se pronunciar, y que no hubiera podido conocer tan solo siendo turista. Y tampoco hubiera hecho tantas relaciones con gente turca, ni tantos amigos.

Si has llegado hasta aquí seguro podrás disfrutar de este video musical (en inglés) 🙁 realizado durante un rainbow, es una parodia que se hizo en el año 2011 en Portugal, se burlan del Rainbow y de los hippies, pero obviamente lo aman (*La obra comienza después del primer minuto). La cámara evidentemente está escondida pero al final se puede ver que había muchas más. Y también te recomiendo este libro (en inglés) llamado Somewhere under the Rainbow, que me he leído de principio a fin y que me ha hecho reír muchísimo, que fue escrito por Tom Thumb, a quien he contactado para agradecerle por todas sus anécdotas y su sinceridad.

*Me gustaría poder compartir más fotos con ustedes, pero me ha dado miedo llevar mi cámara y que me roben, y además está prohibido sacar fotos asi que aqui les comparto las mal tomadas con mi celular cuando no me pude aguantar. La próxima vez prometo seré más valiente.

 

Si quieres leer otras publicaciones sobre Turquía o Guatemala.  Te recomiendo:

EL Mirador, la pirámide más grandes del mundo que fue un viaje que hicimos justo después del Rainbow en Guatemala y que tiene mucho que ver.

San Marcos de la Laguna que fue el lugar donde conocí el rainbow y que es otro paraíso hippie.

TURQUÍA

Y dos experiencias en Turquía de mi viaje sola por  Turquía

Viajar sola en Turquía 

Capadocia, tierra de Hadas

 

Si alguno de ustedes ha ido a un rainbow o a escuchado hablar acerca de estas reuniones dejen su mensaje en comentarios.